Frutos secos


El verano tiene muchos momentos únicos e inigualables, pero también algunos inconvenientes, por eso solemos buscar soluciones a estos pequeños problemas como el exceso de calor, la tensión baja... de aquí nos aparecen los frutos secos.


Los frutos secos son ese alimento que podemos utilizar de miles de maneras, ya sea para picar solo, aperitivo, en recetas, adornos de comida...

Los frutos secos tienen diferentes beneficios, disminuyen los problemas cardiovasculares, dan un aporte energético, combaten el calor tan necesario en verano.


Su valor energético aunque en pequeñas cantidades es ideal para excursiones por la montaña o para consumir después de un entrenamiento, recuperando una pequeña cantidad de energía gastada.

Los frutos secos son fáciles de llevar siempre con nosotros en pequeñas cantidades e incluir en nuestros desayuno con yogurt, o postre con pasteles. Este pequeño alimento tiene entre sus propiedades un contenido elevado de antioxidantes, fibras... junto a diferentes propiedades que aportan valor nutricional.


Gracias a estas propiedades los frutos secos pueden utilizarte para disminuir el colesterol, bajar de peso (solo algunos de los frutos secos), ayudan al cerebro con sus funciones cognitivas y facilitan al intestino el transito digestivo gracias a sus fibras.

Por tanto, los frutos secos son un alimento fácil de llevar con nosotros con grandes beneficios en los meses de más calor. La perfecta ayuda para pasar un verano más agradable en el que disfrutar con la familia.




0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo