Hoy merendamos Torrijas, tradición de nuestra Semana Santa

Actualizado: mar 22

Hoy nos parece algo delicioso y muy típico que preparemos unas ricas torrijas, en realidad se pueden comer en cualquier momento del año, pero por tradición es en Semana Santa cuando se hacen por decenas. ¿Te apetece probar?


Como siempre es bueno probar todos los alimentos y sus posibles mezclas, lo que no es bueno es el abuso, y en este caso las torrijas llevan una gran cantidad de azúcar, por eso no debemos abusar de ellas.

La historia de la torrija no está muy clara, se cuenta que fue en tiempo de postguerra (después de la guerra civil) y coincidiendo con la cuaresma (periodo en que no se permitía el consumo de carne), cuando las torrijas se hicieron tan populares.

Para la elaboración de torrijas, el coste económico es muy poco y aportan bastante energía, por eso, se dice que sumaron lo sabroso y energético de este producto, sin necesidad de tomar carne (por la cuaresma) y el poco gasto de dinero en sus ingredientes, con la falta de recursos económicos de la época.

Es cierto que se podrían comer todo el año, pero por otra parte hay muchísimos dulces deliciosos y ya que no debemos abusar de los dulces, podemos gozar de un poquito de cada uno a lo largo del año, encontrando, roscones y turrones en navidad, pestiños, buñuelos y caramelos en Halloween, pastas y rosquillas típicas de san Isidro, el rico y fresco helado en verano y en semana santa tocan las ricas torrijas y el arroz con leche.


Ingredientes:

  • Leche (la que prefieras entera, semi o desnatada 600 u 800ml dependerá de la cantidad y la dureza del pan).

  • Pan (1 barra).

  • Azúcar.

  • Canela molida y en rama.

  • Cascara de limón.

  • Huevos (3u).

  • Aceite de oliva.


Preparación:


Antiguamente se hacían con pan del día anterior, pero no es necesario, la diferencia será dejar que absorba más leche o menos, la cosa es que deben empaparse para estar blandita sin llegar a deshacerse.

Nosotras por seguir la tradición, siempre compramos una barrita de más, para hacerlas al día siguiente.

Lava el limón y coge una tira de su piel y colócala en una olla, junto con un litro de leche, 6 cucharadas soperas de azúcar y dos ramas grandes de canela, y ponla a calentar a fuego medio y ve removiendo de vez en cuando. Cuando la leche rompa hervir retírala y deja enfriar unos minutos

Mezcla en una fuente un par de puñados de azúcar y la mitad de canela en polvo y reserva la mezcla.

Luego el pan un poco duro del día anterior córtalo en rebanadas de dos dedos de grosor aproximadamente. Y mójalos en la leche que tenías enfriando, deja que el pan se empape.

Bate unos huevos y con cuidado impregna bien todo el pan empapado de leche, con el huevo y échalo a freír en una sartén que tengas preparada con abundante aceite caliente. Deja la torrija en la sartén de 30 segundos a 1 minuto por cada lado.

Sácala del aceite colócala en papel absorbente para extraer el exceso de aceite y pásala varias veces por la mezcla que teníamos de azúcar y canela y déjala en una fuente aparte donde iras poniendo el resto de torrijas que pasaran por el mismo proceso.

Déjalas atemperar un poquito y listo. Si has hecho bastante, guárdalas en el frigorífico o en lugar fresco,

También le puedes hacer un poquito de almíbar, para que las que queden no se sequen. Con el sobrante de la mezcla de azúcar y canela en una sartén al fuego con una gotita de aceite y un vaso de agua, el resultado será un delicioso almíbar con el que podrás rociar las torrijas, también hay quien le añade el resto de la leche inicial.

Por otro lado, si no quieres demasiado aceite, puedes preparar una bandeja de horno con papel especial para el horno y extender una fina capa de la mezcla de azúcar y canela, coloca las rebanadas una vez empapadas del resultado de la leche que hervimos e impregnada en él hubo encima de la bandeja y espolvorea por encima nuevamente con la mezcla de azúcar y canela.

El horno previamente calentado 15 minutos a 180º C, coloca la bandeja en el medio y déjala otros 15 minutos o hasta que veas que se doran.

También hay quien utiliza miel, y otro tipo de productos, a mí me encantan de cualquier manera.

Espero que te gusten y las disfrutes sin atiborrarte. Dejemos hueco, para la siguiente fecha de dulces.

131 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
 

©2020 por Centros Abiertos para Tetuán. Junta Municipal de Distrito Tetuán. Ayuntamiento de Madrid. Ikebana Animación y Ocio SL