Importancia de las cremas protectoras

Todos recordamos a nuestros padres colocándonos un bote entero de crema solar antes de entrar en el agua en verano. Razón no les faltaba al hacerlo, ya que el uso de las cremas solares debería estar más automatizado.


El sol es un gran aliado para nuestra vida diaria y también para nuestra salud, nos cede vitamina d, ayuda a la producción de la melanina, permite que los vasos de la sangre se dilaten, favorece la circulación y no solo mejora los síntomas de algunas enfermedades, sino que también nos anima emocionalmente.


Pero a pesar de todos los beneficios que nos da también nos produce muchos otros inconvenientes. Desde las quemaduras que solemos apreciar cuando nos hemos descuidando jugando un partido hasta consecuencias más graves. El sol produce la aparición de arrugas, manchas en la piel e incluso melanomas que es el cáncer de piel más agresivo.


Muchas veces no queremos utilizar crema solar porque queremos coger un buen moreno, pero está demostrado que aquellas personas que utilizan crema solar consiguen un color de piel más bronceado y su efecto dura mucho más. Aparte que la crema solar mantiene la piel más hidratada.


Por tanto. la utilización de crema solar nos permite beneficiarnos de todo lo bueno que nos da el sol y nos permite librarnos de sus puntos negativos. Nos ayuda retrasando el envejecimiento de la piel, evitando la aparición de manchas, prolongando el bronceado, hidratando la piel, previendo el cáncer de piel y protegiendo de los dañinos rayos UV.


En conclusión, el protector solar ayudará a nuestra piel a estar más protegida y no tendremos que renunciar al moreno tan esperado. Las cremas solares, sea en invierno o verano nos permitirá disfrutar del día con nuestra piel protegida.





0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo